martes, octubre 27Apóyanos con un me gusta y síguenos en nuestras redes sociales

Review Factor – Asus ROG Zephyrus Duo 15

En esta oportunidad traemos el análisis del notebook Asus Rog Zephyrus Duo 15 GX550LXS, el cual consta de las siguientes características:

  • Categoría: Ultra-slim Gaming
  • Sistema Operativo: Windows 10 Home
  • Procesador: Intel Core I9-10980HK
  • Gráfica: Nvidia Geforce RTX 2080 Super 8GB GDDR6 VRAM (Boost Clock: 1330MHz, 90W)
  • Memoria: DDR4 3200MHz SDRAM
  • SSD: M.2 NVMe PCIe 3.0 x4 1TB + 1TB SSD with RAID 0 support
  • Pantalla(s): 15.6-inch, Non-glare UHD (3840 x 2160), IPS panel 60Hz, 100% Adobe RGB, Pantone® Validated, G-SYNC™ with 14.1-inch (3840 x 1100) touchscreen
  • VR Ready: Si
  • Teclado: Backlit chiclet keyboard, Per-key RGB lighting, 1.4mm travel distance & N key rollover
  • Audio: 2 x 4W speakers with Smart AMP technology, ESS High-res certified & Array Microphone
  • Programas: Screen Xpert (with ROG theme), Armoury Crate & Xsplit Gamecaster
  • Puertos I/O: 1 x USB 3.2 Gen 2 Type C with DisplayPort™ 1.4, Thunderbolt™ 3 and Power Delivery, 2 x USB 3.2 Gen 1 Type A, 1 x USB 3.2 Gen 2 Type A, 1 x HDMI 2.0b, 1 x 3.5mm Microphone-in jack, 1 x 3.5mm Microphone-in/Headphone-out jack & 1 x RJ45
  • Energía: 240W Power Adaptor & Support Type-C PD 3.0 up to 65W
  • Dimensiones: Width: 36.0cm, Depth: 26.8cm & Height: 2.0cm
  • Peso: 2,4 kg

Un diseño guiado por la doble pantalla

Con el ASUS ROG Zephyrus Duo 15 cerrado, nada nos hace sospechar que estamos ante un portátil diferente a lo que el mercado nos tiene habituados. La carcasa de este ASUS ROG es elegante y bastante discreta para estar hablando de un portátil de la gama gaming de la marca. Solo el logo de ROG y las salidas de aire presentes en casi todos los lugares posibles de su diseño nos dan alguna pista.

Teclado y touchpad

Con todo ese espacio para la segunda pantalla, el teclado del ASUS ROG Zephyrus Duo 15 queda relegado a un segundo plano en la mitad inferior. Para tratar de compensarlo, con el portátil viene un reposamuñecas de silicona que podemos colocar como extensión para un uso más cómodo en casa. Pero no es nada viable para trabajar en movilidad. También el touchpad pierde importancia y funcionalidad, situándose en la parte derecha como un teclado numérico cualquiera de un portátil de 15 pulgadas.

A la peculiaridad de ambos elementos hay que acostumbrarse, pero la curva de aprendizaje con el teclado me ha parecido más corta de lo que pensaba. Es conveniente usar el reposamuñecas, pero con práctica, podemos conseguir una buena velocidad de escritura, aunque con algo menos de comodidad que con un teclado clásico.

La calidad del teclado es grande. Es retroiluminado RGB, con teclas de buen recorrido, consistencia, baja sonoridad y buen tamaño. Y con bastantes teclas de función muy útiles y centradas en la gestión del rendimiento y funcionamiento cuando jugamos.

En cuanto al touchpad, es el elemento más penalizado por la doble pantalla. Es funcional, pero si colocación requiere de un esfuerzo de uso grande. Recomendable usar siempre ratón. Puede doblar como teclado numérico gracias a una función asociada a un solo botón.

Conectividad

El apartado de conectividad de este ASUS ROG Zephyrus Duo 15 se ha optimizado para ofrecer variedad de puertos en diferentes ámbitos del equipo.

Para labores de salida de vídeo, este ASUS ROG deja al usuario la posibilidad nativa de DisplayPort 1.4 vía puerto USB-C (único y dedicado si queremos también la carga del equipo, situado en el lateral derecho y también Thunderbolt 3 y compatible con monitor GSync) y un puerto HDMI 2.0b (soporta vídeo 4K a 60 Hz).

Ese puerto HDMI viene colocado en la parte trasera del portátil, algo que ya no es nada habitual, pero que tiene mucho sentido para aprovechar el grosor de este equipo. Junto a ese puerto contamos con un Ethernet Gigabit (clave en equipos gaming) y un USB 3.2 de tipo A.

Otros dos puertos USB-A idénticos quedan colocados en el lateral derecho del equipo. Ya en el izquierdo solo contamos con la entrada de alimentación para el cargador propietario y dos tomas de audio, una de entrada y otra de salida.

En cuanto a la conectividad inalámbrica, este ASUS ROG Zephyrus Duo 15 es un equipo Bluetooth 5.0 y Wifi 6.

Una pantalla 4K fiable que no está sola

El panel principal de este ASUS ROG Zephyrus Duo 15 no es táctil, tiene una diagonal de 15.6 pulgadas, viene con certificación PANTONE y calibrada de fábrica. No es un panel HDR pero viene con tecnología G-Sync, contando con un modo en el que activar esta opción para su uso con monitores externos. Las dos posibles configuraciones a nivel de pantalla son bastante diferentes y elegirlas dependerá de nuestras preferencias de trabajo y ocio.

El panel de nuestro modelo de prueba es brillante, no sufre en exceso de reflejos gracias a una capa protectora y la fidelidad de color es correcta para tareas creativas. Y su resolución de 3840×2160 píxeles permite trabajar con nitidez y también espacio en caso necesario.

Un extra que se agradece y que ASUS pone en manos del usuario de este portátil es la posibilidad de modificar ligeramente la experiencia con el panel. De manera similar a como estamos acostumbrados a ver en smartphones o monitores de PC, vía la aplicación ROG GameVisual el usuario dispone de varios perfiles de pantalla que modifican parámetros de la pantalla, pudiendo también retocar a mano la temperatura de color.

El sonido de este ASUS ROG Zephyrus Duo 15 ha sido también pensado con esmero. Se trata de un sistema de dos altavoces de 4 W con tecnología Smart AMP ESS, certificación High-res y matriz de micrófonos. Dado el poco espacio que nos deja la configuración de doble pantalla y sistema de refrigeración, los altavoces se han situado en la parte inferior del chasis, pero se escuchan estupendamente gracias a que el equipo permanece bien elevado mediante tacos de goma.

Cuando estamos reproduciendo juegos o contenido de vídeo, los altavoces ofrecen un sonido muy potente, bastante nítido, quizás algo falto de graves más contundentes, pero cumple perfectamente con la función principal del equipo.

Para el apartado del sonido, ASUS también ofrece aplicaciones para su gestión por parte del usuaario. Sonic Studio permite modificar la experiencia sonora tanto en reproducción como en grabación, algo que se agradece si queremos usar este equipo a nivel creativo. Nos ha sorprendido gratamente la calidad de la grabación de audio directamente con los micrófonos del portátil.

La pantalla doble progresa adecuadamente

En este ASUS ROG Zephyrus Duo 15 cobran protagonismo los juegos, no tanto por ahora para aprovechar esa doble pantalla durante el juego como para realizar otras tareas asociados al streaming o el chat mientras jugamos.

Por ahora ASUS recurre a sistemas ya existentes como Overwolf, desde donde podemos descargar extensiones para juegos como LoL, CS:GO o Dota 2, o Xsplit Gamecaster para el streaming de contenido.

Esa pantalla ofrece unas generosas dimensiones. No estamos ante un panel accesorio. Es IPS, táctil y su diagonal es de 14 pulgadas, siempre contando con que el formato es 32:9. Su resolución tampoco deja lugar a dudas sobre la importancia de esta segunda pantalla en el conjunto del portátil: UHD (3840×1100 píxeles). La tasa de refresco es de 60 Hz, pero realmente no necesitamos más.

Fuera del ámbito del videojuego, la multitarea o los programas de edición con paneles que podemos separar de la interfaz principal son los más beneficiados de esta segunda pantalla a la que uno acaba enganchado.

De manera realista, la segunda pantalla es para el sistema como un segundo monitor conectado al equipo, y como tal, no hay limitaciones para colocar la aplicación que deseemos en ella. Y todas ellas son plenamente funcionales, pudiendo tener hasta tres al mismo tiempo, así como maximizarlas o moverlas libremente.

En cuanto a la interacción con ellas, podemos realizarla de manera táctil o usando el ratón. Y el paso de la pantalla principal a la secundaria es rápida, contando incluso con un botón para alternarlas con un solo toque.

Rendimiento sin concesiones

ASUS no ha dudado ni un momento en colocar en el interior del ASUS ROG Zephyrus Duo 15 una de las configuraciones más potentes disponibles en la actualidad. El modelo que hemos probado es el más ambicioso de este año, contando con el procesador Intel Core i9 10980 HK en combinación con la tarjeta gráfica Nvidia RTX 2080 Super en su versión para equipos portátiles.

La memoria RAM, de tipo DDR4 3200 MHz, es de 32 GB (máximo de 48 GB de los cuales 16 GB van soldados a la placa) y como unidad de almacenamiento, nuestro modelo contaba con 1 TB+ 1TB M.2 NVMe PCIe 3.0 x4 compatible RAID 0.

Sobra decir que el día a día con este equipo se escapa del término fluido. En nuestras pruebas con software de benchmarks, consiguió una puntuación superior a los 3800 puntos en Cinebench R20, así como 4829 y 4050 en los test Creative y Home respectivamente dentro de PCMark 8.

En el apartado gráfico, nuestros test con 3DMark arrojaron resultados de 5501 puntos en Fire Strike Ultra, 4104 en Time Spy Extreme y 8501 en Time Spy, dejándose notar el panel 4K respecto a otros modelos con configuración similar, pero panel menos ambicioso.

En cuanto al SSD, cumple con lo esperado con cifras muy parejas tanto en lectura como escritura, con 3422 MB/s y 3300 MB/s en lectura y escritura respectivamente.

Rendimiento del ASUS ROG Zephyrus Duo 15 con juegos

Si pasamos a valorar el rendimiento de este ASUS ROG Zephyrus Duo 15 con juegos, nuestras pruebas (4K ULTRA) nos dejaron los siguientes datos:

  • Mortal Kombat 11: 60 fps
  • Overwatch: 60 fps
  • Rocket League: 60 fps
  • Call of Duty Modern Warfare: 43 FPS
  • Shadow of The Tomb Raider: 36 FPS
  • The Division 2: 31 FPS

El gran reto de la refrigeración en un chasis delgado

Llevar configuraciones prácticamente de equipo de sobremesa a un diseño de portátil bastante compacto y delgado para lo que es habitual en el segmento lógicamente plantea muchos problemas a los fabricantes. La refrigeración es el principal de todos ellos.

Con cada generación de portátiles solemos ver avances y nuevos sistemas que buscan que el hardware del equipo no se vea afectado ni en vida útil ni en rendimiento debido a un exceso de calor en los componentes. Y claro, sin que el ruido o elementos que debemos usar para contener el exceso de calor genere demasiadas molestias para el usuario.

El diseño relativamente delgado de este ASUS ROG Zephyrus Duo 15 lo ponía en un serio compromiso habida cuenta del interior tan contundente que presenta. Su apuesta fue combinar el uso de metal líquido en vez de pasta térmica con mejoras en el sistema de refrigeración a base de ventiladores.

El denominado Sistema Aerodinámico Activo (AAS) se ha reforzado aprovechando el sistema de elevación de la doble pantalla. En esa zona se han habilitado dos entradas extras de aire de casi 30 mm, una cifra muy considerable. A ello hay que sumar el uso de cuatro disipadores términos revestidos con aletas de cobre de 0.15 mm (en total hay más de 250 entre los 4 disipadores), un grosor más reducido de lo habitual para conseguir menos resistencia al aire.

Hasta ahí tenemos la teoría. En la práctica, controlar la temperatura y molestias asociadas al sistema de refrigeración no es tan directo. Hemos realizado diferentes pruebas con medida de temperaturas en funcionamiento del ASUS ROG Zephyrus Duo 15.

En el escenario más favorable, con tareas habituales de ofimática y usando un perfil de rendimiento básico del portátil, el ruido en funcionamiento se mantuvo en niveles aceptables, aunque apreciables. Si estuviéramos en un entorno donde priorizar el completo silencio habría que optar por penalizar el rendimiento con el modo Silencioso.

Las temperaturas de la CPU se quedaban por debajo de los 65 grados centígrados, lo que requería solo el uso de ventiladores a menos de 3000 rpm.

¿Y qué ocurría cuando jugábamos o estábamos editando vídeo? En ese caso, la media de temperaturas en esas condiciones fue de 80 grados para la CPU y de 75 para la GPU, aunque las gráficas de mediciones nos dieron picos de hasta 96 grados para la CPU en momentos puntuales.

Con esas cifras de uso de ventiladores y calor de los componentes, es evidente que el calor en el equipo es muy apreciable. Me ha parecido crítico en la parte inferior, donde unas patas de goma elevan bastante el equipo para mejorar la ventilación en esa zona. En época de calor y jugando, el uso de este equipo sobre las rodillas es imposible.

También es evidente el calor sobre el teclado si mantenemos las manos apoyadas, algo que no es lo habitual pero que hay que tener en cuenta.

Con tanta potencia la batería sufre

Este ASUS ROG Zephyrus Duo 15 cuenta con una batería de 90 Wh con la que alimentar tanto una pantalla 4K de buenas dimensiones como un interior muy potente. Esos condicionantes se notan en la autonomía del portátil, que no está pensado especialmente para trabajar en movilidad.

En nuestros test habituales para valorar la autonomía en portátiles, ajustamos brillo al 50% y realizamos tareas habituales del equipo manteniendo siempre la conectividad inalámbrica. En este modelo de ASUS, dada la peculiaridad de su segunda pantalla, doblamos las mediciones para tener en cuenta el uso de ese segundo elemento de visualización.

Con las dos pantallas en funcionamiento, la media de autonomía que hemos conseguido con este portátil ASUS ROG Zephyrus Duo 15 ha sido de entre 70 y 80 minutos. Dada la mangnitud del interior del equipo, esos valores pueden variar dependiendo del uso más concreto del equipo.

El mismo test de autonomía lo realizamos sin la segunda pantalla activa. En este caso ganamos algo de autonomía, pero se trata de un porcentaje casi anecdótico. Replicando el mismo uso y en las mismas condiciones (salvo las de la pantalla secundaria), la media de autonomía con el nuevo portátil de ASUS fue de entre 80 y 90 minutos.

En cuanto a la carga, una buena noticia es que la misma se puede realizar de dos maneras: vía USB-C con el puerto habilitado para ello o haciendo uso del cargador propietario que viene en la caja.

La primera opción resulta muy cómoda si necesitamos llevarnos el portátil de ASUS fuera de casa, pues evitamos tener que llevar con nosotros un cargador que, si bien ha visto reducidas sus dimensiones y peso, todavía resulta un elemento incómodo para ir con él a todos lados. Lo malo es que la velocidad de carga del portátil cuando usamos el puerto USB-C (máximo 60 W) es muy reducida, e incluso no nos sirve en caso de estar usando de manera intensa el equipo. Por ejemplo, jugando, el consumo es superior al que el cargador vía USB-C es capaz de proporcionar al equipo.

En casa o si necesitamos trabajar con el portátil mientras lo cargamos, es recomendable recurrir al cargador propietario, de 240 W.

Conclusión

ASUS está siendo el gran agitador del mercado de los portátiles con doble pantalla (de las de verdad). Y era lógico que su apuesta iniciada el año pasado probara suerte en un equipo gaming con el apellido ROG.

El ASUS ROG Zephyrus Duo 15 tiene un claro enfoque gaming que no afecta apenas al diseño, pero se guarda el as en la manga para creativos y profesionales. Curiosa mezcla que en este caso se quiere diferenciar por la pantalla, que lleva asociada una decisión en la que hay que elegir entre resolución y tasa de refresco.

La apuesta por la segunda pantalla vuelve a funcionarle a ASUS si buscamos un espacio extra para productividad o recurrimos a servicios de terceros. El soporte nativo que uno espera en el mundo gaming para este recurso todavía no llega y es complicado que lo haga.

Por cuestiones de espacio físico, la elección de esta segunda pantalla compromete la ergonomía del teclado y touchpad, aunque en el primer caso no cuesta demasiado acostumbrarse. Y aunque a nivel de rendimiento no hay apenas fisuras, un interior tan contundente es todo un quebradero de cabeza para gestionar convenientemente el calor generado por el equipo. Y todo ello con un precio de partida, $3.000.000, muy por encima de lo esperado, como en muchos productos diferentes.

Lo bueno

  • Combinación hardware potente
  • El mejor diseño posible en la actualidad para un sistema con doble pantalla

Lo malo

  • Ergonomía de teclado y especialmente el tocuhpad limita su uso
  • A pleno rendimiento genera calor excesivo
  • Autonomía justa para algo más que un trabajo puntual en movilidad
  • Precio alto
TRANSMISIONES EN VIVO
SUSCRIBIRSE